En el diccionario, donar significa “transferir, sin cargo, a otra persona, legalmente, un bien, monto, propiedad o ventajas, etc., que anteriormente estaba en tu poder”. Sin embargo, dar es mucho más que eso.

Dar literalmente nos hace sentir bien. El acto de donar contribuye efectivamente a transformar la sociedad, las instituciones y, sobre todo, las personas para mejor. La donación puede ser con dinero, tiempo, talento, ropa, juguetes, comida o lo que quieras. Es un acto de desapego, renuncia, entrega y amor por los demás.

A lo largo de sus 25 años de existencia, Casa Durval Paiva ha demostrado cómo esta palabrita ha logrado transformar la vida de miles de familias. En 2020, a través de su equipo multidisciplinar, formado por trabajador social, odontólogo, fisioterapeuta, psicólogo, nutricionista, terapeuta ocupacional, educador, farmacéutico y sector de diagnóstico precoz, se realizaron más de 12.500 consultas.

Aliado a esto, la institución ofreció a sus huéspedes más de 28.000 comidas y 4.000 alojamientos, con traslados para consultas, exámenes y atención médica. Como una forma de ayudar con la nutrición de los pacientes y sus familias, Casa Durval Paiva distribuyó alrededor de 2,000 canastas de alimentos completas. Todo ello gracias a las donaciones recibidas, económicas o no económicas.

Además de la atención directa a los pacientes, la institución también valora y piensa en el futuro de los cuidadores, a través de cursos de formación profesional, a través de la Casa dos Ofícios, donde aprenden una profesión y pueden constituir una fuente de ingresos para toda familia. Además, todos los acompañantes tienen derecho a consultas con el equipo técnico durante su estancia en Casa Durval Paiva.

Como su componente de apoyo social, Casa Durval Paiva viene impulsando, desde hace 23 años, Projeto Vida, que ya ha garantizado el acceso a vivienda segura y saludable para más de 230 familias, con la rehabilitación o construcción de nuevas viviendas. Contribuir a la calidad de vida de los niños y adolescentes en tratamiento por cáncer y enfermedades hematológicas crónicas, así como de sus familias.

En reconocimiento al trabajo brindado por la institución y su transparencia en la gestión de recursos y en la demostración de resultados, CDP fue elegida Mejor ONG del Nordeste, en 2017, y Mejor ONG de Brasil, en 2018, por la " "Premio" a las mejores ONG del Instituto DOAR. En 2020, recibió la importante Certificación Estándar de Transparencia y Gestión de Doar.

En el proceso de captación de fondos, mediante convocatorias públicas, la institución ya ha sido adjudicataria de proyectos aprobados por el Consejo Estatal de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia (CONSEC) y el Consejo Municipal de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia de Natal (COMDICA), Fundo da Infancia y Adolescencia (FIA). A través del Programa de Incentivo Cultural Djalma Maranhão, garantizó fondos del Banco do Brasil; por el Programa de Derecho Câmara Cascudo, recursos del Instituto Neoenergia. Además, contó con la contribución de instituciones como la Fundação Abrinq, Volkswagen y Criança Esperança.

Esta es una prueba de que juntos podemos marcar la diferencia.